Hoy

a primera hora de la mañana, pescadores madrugadores caminaban por las rocas sobre las cuales horas mas tarde flotaban montones de puntitos negros. Luna llena, el agua marron, trozos de plantas terrestres flotando a mi lado, hoy el viento por fin se tomo un respiro dejando como un espejo el interior de la bahia. Olas rapidas y sin colocar, aunque con fuerza, transportando a los flotantes de aqui para alla, mas de uno se preguntaria hoy como hacen esos para no chocar. Hago un oteo inicial, desayuno, me vuelvo a asomar, me recorro la costa, vuelvo, me asomo de nuevo, me vuelvo a asomar otra vez, y en ese momento de mejor relacion calidad olas/cantidad gente voy por fin para adentro. Al remar siento como si el agua fuera nocilla, tengo que dormir mas. Flotando de arriba a abajo, en movimiento circular en realidad con cierto transporte de masa, deseo que la Costa de la Luz vuelva a hacer honor a su nombre, que las borrascas se formen en su sitio, mas lejos, y que lleguen las olas con la direccion buena, el periodo, y el viento de levante que pinta de azul el cielo. Y sentir que el sol me quema. Y deseo muchas cosas paralelas. Y en esto que de nuevo llega el mal viento al asalto, y la veleta señala hacia donde me gustaria ir. Tengo que soñar mas.

Preciosos colores



los de este mapa y el cielo en el atardecer de aquel dia de la semana pasada, en mi tierra, tan desconocida para muchos, por suerte... Viaje relampago a esta orilla del Mediterraneo, 4 baños en 5 dias no esta nada mal para este mar.. En escala creciente, un primer remojon directamente nada mas llegar tras 6 horas de viaje para desentumecer los musculos, en ese paisaje asombrosamente casi escoces, bajo la lluvia, con las nubes bajas empapando esa tierra tan agradecida, ahora increiblemente verde, perdidos en playas refugiadas entre montañas y acantilados... Me encanta ese lugar. Sinceramente, con los años voy valorando y echando cada vez mas de menos los rincones que me han visto crecer. Me quede hasta el atardecer escondido entre la niebla, oliendo, saboreando, escuchando, sintiendo la lluvia, surfeando aquellas ondas mediterraneas cada vez mas divertidas segun avanzaba la tarde. Mas dias, nuevos baños entre amigos. De vuelta a aquella ola que perdio la buena forma hace ya tiempo, que surfee durante tantos años solo o con la compañia de los pocos colegas habituales, aunque las actuales new school generations parezcan no saberlo, nos mostro su mejor cara, como siempre, subiendo a ultima hora de la tarde, para acabar de nuevo el ultimo y salir casi de noche, remando tranquilo, recordando todos aquellos buenos momentos vividos en ese lugar... De vuelta a casa pase por la tienda de "la vieja" en ese pueblo, como haciamos siempre tras aquellas sesiones de invierno, para reponer fuerzas con sus empanadillas, napolitanas de chocolate, pedazo de tarta de manzana y zumito; en verano era una horchata, aunque el otro dia tambien cayo. Como pasa el tiempo... El penultimo baño fue de esos que solo pillas cuando conoces donde, cuando, como y por que... Momento exacto para entrar, rompiendo tetillas -como decias remontando- con rampas super divertidas y ahuecando, y momento exacto para salir, para llegar a tiempo a la guinda del pastel, que acabamos surfeando de noche hasta dos horas bajo las increibles -e infinitas- estrellas, frente a los enormes lomos negros que se nos echaban literalmente encima, alucinando con los cuadrados roscones nocturnos iluminados por las luces de algun coche, saliendo del agua con mas o menos apuros, y deleitandonos con las imagenes y la historia, entre pizzas y cervezas posteriores, del tubazo final compartido por vosotros dos, corcheros de toda la vida, en vuestra casa... Me quede reflexionando con tu frase final: "he disfrutado mas en 2 horas en mi casa que en 2 meses en Australia"... Quien lo iba a decir, en el Mediterraneo. Me dio que pensar.. Al menos para valorar esto que tenemos, estos momentos que vivimos juntos, ahora ya han pasado a formar parte de los recuerdos, pero es que son precisamente estos recuerdos lo que no puedes perder en un naufragio, lo demas, lo material, un traje, una tabla, un coche, una casa.. el dinero.. en realidad no vale nada. Y de todo esto... ni una miserable foto... pero bueno que mas da, supongo que ya volvera la inspiracion, mientras tanto seguire caminando buscandola. Te vienes?

Unos dias de febrero



Este año estan llegando muchas borrascas por el SW, y las lluvias anegando la tierra a su paso... Con los fuertes temporales comiendose las playas y removiendo los fondos de arena, el resultado es una sorpresa, interesante cuando favorece la de debajo de casa. Muchos dias de cielo plomizo, pasta, humedad, pasta, chirigotas bajo el agua, mas pasta, y en ocasiones sensacion de ser un foraneo en el paisaje mas multicultural que se me ocurre: el mar (¿donde esta la frontera?). De estos dias me quedo con (1) la reafirmacion personal de que el homo sapiens no es precisamente mi animal favorito -y por que un animal? prefiero un enorme arbol centenario al que poder abrazar, mucho mas vivo aunque no nos demos cuenta que una simple farola-, y tambien con (2) un nuevo amigo: el limpiaparabrisas, ese pequeño heroe al que nunca damos importancia y que ha estado omnipresente todos estos dias, hasta en mis sueños.. Ahora a ver si empiezo de cero.


Safe Creative #1603100222977